Mejores Radiadores Toallero del 2020

¿Estás cansado de que luego de una rica ducha tu paño se quede impregnado de agua y cueste para secarse? O simplemente ¿Sueñas con secar tu cuerpo con una toalla caliente luego de salir del baño? Si es así, la solución ha llegado a tu vida. ¡Debes utilizar un radiador toallero! Busca el tipo que desees, lo importante es evitar un resfriado, te mostraré, ¡Sígueme!…

Nuestra Elección

#1 Radiador toallero Cicsa Zeta T

El radiador Toallero Cicsa Zeta T, es un producto con múltiples funciones: calefacciona el ambiente, seca las toallas y mantiene la ropa a la temperatura estipulada. Sus múltiples características de diseño hacen que este producto se destaque fácilmente de la competencia.

Este producto de Cicsa funciona gracias al agua caliente que recorre su interior. Sus medidas son de 120 cm de alto, por 50 cm de ancho, otras características del seca toallas de agua Zeta T es que vienen en 4 alturas diferentes y 5 anchos optativos, qué sumado al acabado blanco y a la instalación vertical, convierten a este radiador en algo más que un simple electrodoméstico.

El Radiador Toallero Cicsa Zeta T fue fabricado para calefaccionar las toallas del cuarto de baño y para ello ejerce una presión máxima de 8 bares con una temperatura tope de 95º centígrado.

Todas estas características hacen que la funcionalidad del calefactor toallero se multiplique, ya que además calefacciona al ambiente y mantiene a una temperatura adecuada y uniforme la ropa que utilizarás al salir de la ducha.

Este electrodoméstico no es tan fácil de instalar pero una vez realizado garantiza la satisfacción de tener un ambiente climatizado, la ropa  calefaccionada y una estética que no va a desentonar con el diseño de tu cuarto de baño.

Pros
  • Muy estético
  • Ambientación rápida
Contras
  • No tiene termostato

¿Qué es un radiador toallero?

Es un dispositivo que recibe una cantidad de líquido a una alta temperatura dentro sí mismo y la convierte en calor evaporado hacia el ambiente

El radiador toallero es, específicamente, un dispositivo  que permite la transmisión de calor para secar y calentar a las toallas húmedas después de la ducha; a su vez, tiene la particularidad de mantener caliente y agradable la zona del baño donde se ubique, siendo genial para épocas de invierno; por ello, este radiador es el instrumento de calefacción más deseado.

Es importante señalar que, la temperatura con la que trabaja dicho aparato es totalmente regulable, ya que, su potencia es variable entre 390 y 1300 (Watts). Por otra parte, debido a que este tipo de radiadores están fabricados con materiales muy diferentes, cada uno en particular otorga excelentes atributos a este dispositivo.

radiadores toalleros


En este sentido, dichos materiales se basan en piedras de volcán, cerámicas y esteatitas; las cuales generan una buena conservación del calor en el radiador. No obstante, el tamaño de un mecanismo de esta especie puede alcanzar un ancho de 50 cm y una altura de 1 m aproximadamente, todo dependerá del modelo.

¿Cuáles son las ventajas que te ofrece un radiador toallero?

  • Son muy útiles. Estos radiadores siempre mantendrá tu toalla de baño caliente y totalmente seca para su posterior uso.
  • Funcionan muy bien como adorno. Este equipo es tan increíble que dependiendo del modelo que elijas puede quedar muy bien con el diseño de tu baño.
  • Tienen el tamaño ideal. Se pueden ubicar perfectamente en una pared por ser comúnmente aplanados, lo que indica que los mismos no ameritan un gran espacio.
  • Su mantenimiento es sencillo. Es necesario limpiar con frecuencia con paño seco su exterior; sin embargo, algunos también ameritan algo más; y es que anualmente se les escape aquel aire que evita internamente el paso del agua a una alta temperatura.

¿Existen muchos tipos de radiadores toalleros?

El radiador toallero siempre cumplirá con tus requerimientos, sin importar cuál escojas; de igual forma, es importante que conozcas cada uno de los tipos de este mecanismo; siendo estos con exactitud:

  • Radiador de toallas a partir de la electricidad: Este tipo de radiadores comprenden a dos clases de inmovilidades, una seca y otra líquida; sin embargo, ambas contienen una resistencia interna la cual utilizan para calentar el material interno, son los que tienen una instalación más simple; además conforman un regulador de temperatura con sistema programado de calefacción.
  • Radiador de toallas a partir del agua: En este caso, usan solo inmovilidad líquida y suelen ser poco utilizados, puesto a que, su instalación es algo engorrosa; para ponerlo a funcionar se requiere de una olla que distribuya el calor para el radiador y debe tener dos fuentes de entrada y salida; para que transite sin problema alguno el agua caliente.
  • Radiador de toallas compuesto: Evidentemente se refiere a la mezcla de los dos radiadores mencionados anteriormente, así que puede funcionar de ambas maneras; la elección la haces a tu conveniencia, también es importante destacar que es el radiador más factible y versátil.

A continuación, se muestra una pequeña tabla que te muestra de manera más detallada lo que antes fue explicado:

Tipo de RadiadorFunciónMontaje
Radiador por electricidadMediante fuente de corrienteMuy simple y eficaz
Radiador por aguaMediante una olla o calderoTedioso y complicado
Radiador mixtoCombinación de las anterioresCombinación de las anteriores

¿Cómo puedes instalar un radiador toallero?

Todos los radiadores deben cumplir con ciertas características que les permitirán llevar a cabo su instalación de manera correcta; en tal sentido, te comentamos los aspectos que debes tener en cuenta, tales como:

  • Escoge adecuadamente el valor de la potencia. Dado que la misma es variable, necesitas acoplarte a una que no sea tan alta, puede estar entre los 90-100 Watts. Esto es por el tamaño de ancho y largo de tu baño, por ejemplo, para uno que tenga 3 metros de ancho y 10 metros de largo (al cuadrado por supuesto), la potencia estará entre los 390-1300 Watts.
  • No desprecies el peso del radiador. Debes asegurarte de que el sujetador del radiador pueda soportar el peso del mismo, siendo normalmente de unos 5 a 15 kg.
  • Cumple correctamente con las reglas de seguridad. Existe un límite de protección entre el área del baño y la superficie instalada de estos radiadores. Por ello, es sumamente importante que no violes las normas respecto a la distancia que deben tener uno con respecto al otro de 60 cm de diámetro y 3 m de alto; de esta manera podrías evitar una tragedia.

¡Descubre dónde ubicar tu radiador!

En términos generales, estos radiadores necesitan estar ubicados en un lugar seguro, que les garantice conservar el calor de la manera más óptima posible. Es por tanto, que estudios realizados con anticipación indican que el mejor lugar para colocarlos es siempre en la parte inferior de la ventana del baño.

radiador toallero

Esto se debe a que, la energía que se consumen en esta posición es mucho menor a la que pudiera consumir en alguna otra zona del mismo. En este sentido, estos radiadores tomarían el aire frío que llega desde la superficie y lo calentaría de manera rápida para mantener tus toallas secas y el sitio bastante tibio y acogedor.

¡No lo pienses más, mientras lo hagas la toalla no se secará!...! ¡Busca tu radiador toallero, ya!

No esperes que se acerque la temporada de invierno y que el frío te obligue a buscar este producto para tu baño, por miedo a un resfriado. Puesto a que, es desagradable salir del baño y que la toalla te moje más en vez de secarte, por eso ¡Necesitas adquirir tu radiador toallero desde ya!; disfruta del placer de salir caliente de la ducha junto a tu familia.

Escrito por